"Nada de lo aquí escrito me pertenece.
Si hubiese alguna pertenencia,
sería el lazo de Amor con el cual se han atado
tantas bellas flores de conocimiento
que son ofrecidas a la humanidad
como un ramillete de Servicio"
Montaigne.

la flor de loto

La flor del loto es uno de los más antiguos y profundos símbolos de nuestro planeta. La flor del loto crece en el fango y se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, al amanecer se alza y vuelve a abrirse. El loto simboliza la pureza del corazón y de la mente. Representa longevidad, salud, honor y buena fortuna.

lo bueno, lo malo, lo igual o lo diferente....son tan solo proyecciones humanas...

.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.

diumenge, 6 d’abril de 2008

VOLVER AL AMOR. EL TRABAJO. DE LAS VENTAS AL SERVICIO.

9.- De las ventas al servicio
“El amor siempre producirá expansión.”

Cuando estamos motivados por el deseo de vender no nos ocupamos más que de nosotros mismos. Cuando estamos motivados por el deseo de servir, también nos ocupamos de los demás. Los milagros nos llevan de una mentalidad de ventas a una mentalidad de servicio. Como en el ámbito de la conciencia sólo conseguimos conservar lo que damos, una mentalidad de servicio es una actitud que implica mucha más abundancia.

El sistema de pensamiento que domina nuestra cultura se fundamenta en valores egoístas, y renunciar a ellos es mucho más fácil de decir que de hacer.

Llega un momento, no muy lejano en el viaje hacia Dios, en que la idea de que el mundo podría funcionar estupendamente si le diéramos la oportunidad de hacerlo empieza a fascinarnos y se convierte en nuestra motivación. La noticia ya no es lo mal que andan las cosas, sino lo bien que podrían funcionar. Y nuestra propia actividad podría formar parte de la influencia del Cielo sobre la tierra. No hay motivación más poderosa que sentir que se nos hace partícipes de la creación de un mundo donde el amor haya sanado todas las heridas.

Ya no ambicionamos nada para nosotros mismos. Lo que nos inspira es la visión de un mundo sanado, y esta inspiración da una disposición nueva a nuestras energías. De nuestro interior manan un poder y un sentido nuevos. Nos sentimos como si los ángeles nos empujaran por detrás y nos fueran despejando el camino según avanzamos.

Una persona que actúa motivada por la voluntad de colaboración y servicio logra un nivel tan elevado de autoridad moral, que el éxito mundano es el resultado natural.

Pon todos tus dones al servicio del mundo. Decir “haré esto porque es un servicio, aunque no me paguen por ello”, es un rayo de luz de gran potencia. Comunica al universo que eres una persona muy formal. Y cuando eres formal con el universo, el universo también lo es contigo.
Nuestro poder reside en la claridad con la que veamos el papel que puede desempeñar nuestro trabajo en la creación de un mundo más hermoso. El milagro es pensar que nuestra carrera es nuestra contribución, por más pequeña que sea, a la sanación del universo.

Nuestra generosidad hacia los demás es la clave para que obtengamos una experiencia positiva del mundo. Hay lugar suficiente para que todos seamos hermosos. Hay lugar suficiente para que todos seamos triunfadores. Hay lugar suficiente para que todos seamos ricos. Lo único que bloquea la posibilidad de que esto suceda es nuestro pensamiento.

La gente que ha logrado más que tú, en el campo que sea, sólo se te ha adelantado medio paso en el tiempo. Bendícelos y ensalza sus dones, y bendice y ensalza también los tuyos. No sólo hay lugar de sobra para todos, sino que en realidad, todos somos necesarios.



A medida que vamos sanando, también va sanando el mundo. Hacer cualquier cosa con otra finalidad que el amor significa revivir nuestra separación de Dios, perpetuándola y manteniéndola. Cada persona es una célula en el cuerpo de la conciencia humana. Actualmente es como si el cuerpo de Cristo tuviera un cáncer. El cáncer lo producen las células que deciden dejar de funcionar en colaboración con la totalidad. Éstas células se ponen a construir su propio reino. Eso es un crecimiento maligno, que amenaza con destruir el organismo.

Hemos perdido de vista nuestra interrelación esencial, y este olvido amenaza con destruirnos. La mentalidad “mi” es el ego. Es la creencia en la separación. Es la enfermedad cósmica. Tomar lo que tenemos y consagrarlo a la restauración de la totalidad es nuestra salvación y la del mundo. Nuestra devoción se convierte entonces en nuestro trabajo, y nuestro trabajo se convierte en nuestra devoción.


Marianne Williamson. Volver al amor

3 comentaris:

Anònim ha dit...

Qué te puedo decir ????
Me parece un texto maravilloso,,,,,
***MANOS A LA OBRA****
Aún estoy en un intensivo,,,,jajaja camino un poco cansada,,,con un solo zapato jajajjjjaaa,,,pero que maravilla,,,sentir ese Amor que nos regala,,,solo hay que estar alerta y abrir,,, recibir,,,,compartir ¿ te resuena ?? es maravilloso,,,,
Veo que cada día te entregas en lo que nos transmites,,,,un super abrazo ,,,,,,
Salu2.

Fuego ha dit...

La mente del mundo está muy enferma, solo unos pocos privilegiados tienen la fortuna de tenerla limpia, los que estamos en el camino de la limpieza o lo conseguimos o se nos quedamos a medio camino, la sociedad tampoco nos ayuda mucho en el camino, por eso todo depende de nosotros mismos.

Besitos

sonia ha dit...

Gracias bonitas!!!!

Ando mal de tiempo, así que justo puedo publicar cada día...Es un compromiso que adquirí conmigo misma...y que desde el primer momento se convirtió en necesidad...

Tenemos el poder en nuestras manos, así que sólo cabe actuar...y, aunque hay momentos difíciles...sólo son la simiente de un nuevo renacer!!!!

Seguimos adelante!!!! Apoyándonos en el camino!!

Un abrazo!!! Sed felices!!!

vida..amor...risas!!!!