"Nada de lo aquí escrito me pertenece.
Si hubiese alguna pertenencia,
sería el lazo de Amor con el cual se han atado
tantas bellas flores de conocimiento
que son ofrecidas a la humanidad
como un ramillete de Servicio"
Montaigne.

la flor de loto

La flor del loto es uno de los más antiguos y profundos símbolos de nuestro planeta. La flor del loto crece en el fango y se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, al amanecer se alza y vuelve a abrirse. El loto simboliza la pureza del corazón y de la mente. Representa longevidad, salud, honor y buena fortuna.

lo bueno, lo malo, lo igual o lo diferente....son tan solo proyecciones humanas...

.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.

dilluns, 3 de març de 2008

VOLVER AL AMOR: LA ENTREGA. LA FE

IV.- LA ENTREGA
“Pues descansamos despreocupados en las manos de Dios...”

1.- La fe
“no hay ningún problema que la fe no pueda resolver.”

El cuerpo físico siempre está funcionando...y nosotros no tenemos que hacer nada para que lo haga...simplemente funciona...
Podemos dejar que dirija nuestra vida la misma fuerza que hace crecer las flores... o podemos dirigirla por nuestra cuenta.

Tener fe es confiar en la fuerza que mueve el Universo. La fe es el conocimiento psicológico de que el bien despliega una fuerza que opera constantemente en todas las dimensiones. Nuestros intentos de dirigirla no hacen más que interferir en ella.

Hay leyes objetivas y discernibles de los fenómenos físicos. La ley de gravedad por ejemplo. No se trata de tener fe en ella... simplemente reconocer que existe.
También hay leyes objetivas y discernibles de los fenómenos que no son físicos.

Externamente, el Universo apoya nuestra supervivencia física. Es importante respetar las leyes que rigen el universo físico, al violarlas amenazamos nuestra supervivencia.
Internamente, el universo apoya también- emocional y psicológicamente- nuestra supervivencia. El equivalente interno del oxígeno, es el Amor. Las relaciones humanas existen para producir Amor. Cuando contaminamos nuestras relaciones con pensamientos faltos de amor, o las destruimos o abortamos con actitudes poco amorosas, estamos amenazando nuestra supervivencia emocional.
Las leyes del universo no dependen de nuestra fe. Tener fe en ellas sólo significa que entendemos lo que son. La violación de estas leyes no indica falta de bondad, sino falta de sabiduría. Respetamos las leyes de la naturaleza para sobrevivir. ¿ Y cuál es la suprema ley interna? Que nos amemos los unos a los otros. La falta de amor nos puede matar con tanta seguridad como la falta de oxígeno.

Marianne Williamson. Volver al amor