"Nada de lo aquí escrito me pertenece.
Si hubiese alguna pertenencia,
sería el lazo de Amor con el cual se han atado
tantas bellas flores de conocimiento
que son ofrecidas a la humanidad
como un ramillete de Servicio"
Montaigne.

la flor de loto

La flor del loto es uno de los más antiguos y profundos símbolos de nuestro planeta. La flor del loto crece en el fango y se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, al amanecer se alza y vuelve a abrirse. El loto simboliza la pureza del corazón y de la mente. Representa longevidad, salud, honor y buena fortuna.

lo bueno, lo malo, lo igual o lo diferente....son tan solo proyecciones humanas...

.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.

dilluns, 31 de març de 2008

VOLVER AL AMOR. EL TRABAJO. EL PODER PERSONAL

3.- El poder personal
“Todo poder es de Dios.”

No le pidas a Dios que te conceda una brillante carrera profesional, sino más bien que te enseñe el brillo que hay dentro de ti. El reconocimiento de nuestro brillo es lo que lo libera y nos permite expresarlo. Hasta que no hemos experimentado una conmoción interior, no se producen efectos externos estables e importantes.

Cuando consagramos nuestra vida al servicio del E.S para que la ponga al servicio de Sus fines, dentro de nosotros emergen nuevos talentos. Cuando abrimos el corazón nuestros talentos y nuestros dones florecen.

Estamos aquí para ayudar a los corazones humanos. Cuando hablamos con alguien e incluso cuando pensamos en alguien, tenemos la oportunidad de aportar más amor al universo.

“Todos somos especiales y al mismo tiempo, nadie es especial. Nadie tiene más potencial que otro para irradiar el amor y la luz de Dios. Ninguno de nosotros es especial porque si lo fuéramos seríamos diferentes de los demás y estaríamos separados de ellos. La unidad de Cristo hace que esto sea imposible. La creencia de que hay seres especiales es un engaño y por eso engendra miedo.

UCDM dice que un día todo el mundo compartirá los dones de Dios por igual.

Nos pasamos la vida tratando de ser especiales, no reales. Un tulipán no se esfuerza por impresionar a nadie. No pugna por ser diferente de una rosa ni lo necesita. Ya es diferente. Y en el jardín hay lugar para todas las flores. Tu eres un ser único porque fuiste creado de esa manera.

El ego interfiere en la clara expresión de nuestro poder intentando hacer que lo realcemos. Así, sólo entorpece nuestra capacidad de expresar cómo somos en realidady de aceptar pleno reconocimiento de los demás. La verdad es que todos somos iguales. El hijo de Dios no tiene necesidad de adornos. La luz de Cristo brilla más en nosotros cuando nos relajamos y la dejamos manar, permitiendo que su resplandor borre nuestros delirios de grandeza. Pero tenemos miedo de quitarnos la máscara. Todos estamos hechos para brillar, como brillan los niños. Y si dejamos brillar nuestra propia luz, inconscientemente daremos permiso a los demás para hacer lo mismo.

Si esperamos que el mundo nos dé permiso para brillar, jamás lo recibiremos. El ego no nos da ese permiso. Sólo lo concede Dios, y ya lo ha hecho. Él te pide que canalices Su amor hacia el mundo.

Existe un plan para cada uno de nosotros, y cada uno de nosotros es un ser valioso.

Hemos de hacer lo que para nosotros es profundamente imperativo, psicológica y emocionalmente. Ése es nuestro punto de poder, la fuente de nuestro resplandor.

Marianne Williamson. Volver al amor

VOLVER AL AMOR. EL TRABAJO. LA VOLUNTAD DE DIOS


2.- La voluntad de Dios
“ ¿A dónde quieres que vaya? ¿Qué quieres que haga? ¿Qué quieres que diga, y a quién?

UCDM dice que el único placer verdadero proviene de hacer la voluntad de Dios.

Dios no exige sacrificios. La vida sacrificada es la que llevamos antes de encontrar un sentimiento superior de identidad y finalidad: sacrificamos el recuerdo de lo magníficos que somos en realidad y el importante trabajo que hemos venido a hacer aquí. El amor da energía y dirección. Es el combustible espiritual.
Cualquier profesión cuando se la consagra al E.S, se puede usar como parte del plan de restauración del mundo. Tú y yo y todo el mundo llevamos dentro el poder ilimitado del universo. Nuestro verdadero poder emana de una fuerza que está en nosotros pero no nos pertenece. “Sé humilde ante Dios y sin embargo, grande en Él”. Recuerda esto para mantenerte en conexión con tu inocencia y que el poder siga manando a través de ti. Sea cual sea tu actividad limítate a pedir que sirva para bendecir al mundo.

Marianne Williamson. Volver al amor