"Nada de lo aquí escrito me pertenece.
Si hubiese alguna pertenencia,
sería el lazo de Amor con el cual se han atado
tantas bellas flores de conocimiento
que son ofrecidas a la humanidad
como un ramillete de Servicio"
Montaigne.

la flor de loto

La flor del loto es uno de los más antiguos y profundos símbolos de nuestro planeta. La flor del loto crece en el fango y se alza sobre la superficie para florecer con remarcable belleza. Por la noche la flor se cierra y se hunde bajo el agua, al amanecer se alza y vuelve a abrirse. El loto simboliza la pureza del corazón y de la mente. Representa longevidad, salud, honor y buena fortuna.

lo bueno, lo malo, lo igual o lo diferente....son tan solo proyecciones humanas...

.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.º.

dilluns, 14 d’abril de 2008

VOLVER AL AMOR. EL CUERPO. LA MUERTE Y LA REENCARNACIÓN

8.- La muerte y la reencarnación
“No hay muerte el Hijo de Dios es libre.”

UCDM dice que el nacimiento no es un comienzo sino una continuación, y que la muerte no es un final sino también una continuación. La vida continua eternamente. Siempre fue y siempre será. La encarnación física no es más que una de las formas que puede tomar la vida.

UCDM menciona los Grandes Rayos, son líneas de energía que emanan desde dentro de cada uno de nosotros, en niveles sutiles que nuestros sentidos físicos no pueden percibir, ya que nuestros sentidos físicos reflejan nuestro actual sistema de creencias; a medida que éste se expanda lo mismo sucederá con nuestros sentidos físicos. Llegará un momento en que percibamos los Grandes Rayos.

Estas líneas de luz y energía son nuestra fuerza vital. El cuerpo no es más que un revestimiento temporal. Como todavía no nos damos cuenta de ello, pensamos que la muerte del cuerpo es la muerte de la persona. No lo es. El espíritu no muere cuando muere el cuerpo. La muerte física es como quitarse un traje.

Para el ego la realidad no es más que lo que percibimos con nuestros ojos. Pero o podemos ver a simple vista muchas cosas que sabemos que existen. Los científicos empiezan a reconocer una unidad que está más allá de toda realidad que podamos percibir. Esa unidad es Dios, y dentro de ella está nuestro ser.

Sólo la arrogancia del ego pretende hacernos creer que lo que no podemos percibir físicamente no existe.

Una vez que nuestros sentidos físicos registran los Grandes Rayos, el cuerpo nos parece una mera sombra en comparación con nuestro ser verdadero.

Aceptar que hemos de sanar lo que pensamos acerca del cuerpo, de la muerte...de lo que significan es la piedra angular de la transformación que representa dejar de estar orientados hacia el cuerpo para orientarnos hacia el espíritu.

La verdad tal como Dios la creó es que la muerte no existe, y en lo profundo de nuestro corazón sabemos que es cierto.

A cerca de la reencarnación UCDM dice: Técnicamente, la reencarnación no existe porque el tiempo lineal tampoco existe. Las vidas pasadas y futuras suceden todas simultáneamente. UCDM no incluye ninguna doctrina. Un estudiante del Curso puede creer o no en la reencarnación. “ La única cuestión que tiene sentido es si un concepto es útil o no.” Se nos dice que pidamos a nuestro Maestro Interior que oriente nuestro pensamiento respecto de cualquier idea y de cómo usarla en nuestra vida.

La vida es mucho más que la vida del cuerpo: es una infinita expansión de energía, un continuo amor en innumerables dimensiones, una experiencia psicológica y espiritual independiente de la forma física.


Marianne Williamson